miércoles, 28 de mayo de 2014

Alex Panatoyou nos ofrece unas pinceladas sobre su filosofía para sus desafíos en solitario en largas distancias



Cuando me propongo un objetivo extremo la primera cosa que hago es lo que llamo “retro planning”. Primero realizo un análisis de mi condición actual y después, según esa condición calculo cuantos meses necesito de entreno base, entreno fuerte y “tapering” (bajando kilómetros). No importa cuántas ganas tenga para hacer un reto en una fecha concreta, si veo que no hay suficiente tiempo para prepararme bien y descansar (siempre añadiendo unas semanas extras por si hay algún imprevisto).

Después desde la fecha elegida para el reto cuento atrás para ver si los meses necesarios para el entreno son factibles desde la fecha actual. Si no hay suficiente tiempo aplazo la fecha del reto o anulo el reto. Respeto todas los fases del entreno desde la base hasta las semanas de tapering. 

Antes de empezar todo el plan estudio la estrategia de entreno y del reto mismo. Para mí el aspecto más importante es mi salud y mi vida, el deporte viene mucho más atrás. Por eso hasta ahora he podido conseguir todos mis retos de momento y sin sufrir ninguna lesión.


Una vez he iniciado el plan siempre mantengo la flexibilidad en mis entrenos por si una semana estoy muy cansada, muy estresada o si noto alguna molestia o algo parecido. Escucho a mi cuerpo y no dejo pasar ningún pequeño aviso sin aflojar. No se gana nada manteniendo un plan rígido, sólo arriesgas a lesionarte o quemarte antes de la gran prueba. Si me noto algo raro o si me siento demasiada cansada, bajo o corto mis entrenos. Después de 2 ó 3 días paso por mis médicos en Ergodinámica para tener una revisión. Si hace falta hago un ajuste a las plantillas y una analítica de sangre para asegurar que estoy fuerte. 

Respeto el descanso y no corro todos los días. Si llevas una vida muy densa como yo con mucho trabajo y muchos entrenos necesitas una gran dosis de equilibrio para poder mantener el rendimiento al máximo. 

Me cuido mucho a nivel de hidratación, nutrición y suplementación natural. Empiezo la preparación mental durante la fase de entrenamiento y nunca la dejo para cuando estoy ya en el peor momento del reto. Tengo muy claro por qué estoy haciendo lo que hago y mantengo siempre mi motivación ya que es algo fundamental.