sábado, 4 de octubre de 2014

The Coastline Ultra - Reto deportivo / solidario con ASPACE. Más de 400 km recorriendo la costa catalana de Norte a Sur - La crónica completa

INTRODUCCIÓN:

El desarrollo y consecución del reto deportivo /solidario "The Coastline Ultra" ha supuesto un seguimiento diario del atleta por parte de uno de los miembros del equipo, la psicóloga deportiva Sabrina Caamaño de la Clínica deportiva Ianes de Barcelona. Sabrina ha estado en contacto directo con Carles Aguilar varias veces al día en el transcurso de cada una de las etapas y ha sido la encargada de transcribir en las redes sociales los sensaciones y los momentos difíciles que el atleta le comunicaba vía teléfono móvil.

Así pues os invitamos a leer la crónica completa de esta aventura con un formato innovador que Sabrina ha cumplido a la perfección captando los momentos especiales que Carles le transmitía cada día durante el recorrido de las diferentes etapas.

22 de Septiembre 2014 : Portbou - Palafrugell - 75 km




Después de hablar con el protagonista de esta gran aventura esta mañana, recojo aquí las primeras impresiones de cómo está llevando el reto.

Me comenta Carles, que debido a que ha pasado una noche un poco truncada, por los nervios y ciertas molestias estomacales, ha emprendido el reto con cierta desconfianza hacia las facultades físicas del día de hoy. No obstante, el impulso motivacional que ha recibido gracias a la maravillosa acogida de la gente que ha asistido a la salida oficial, ha podido superar ese cierto sentimiento de bajo estado. 

Lo he encontrado emocionadísimo por la salida, por ver a todo los niños de diferentes escuelas, con pancartas, con la presencia del alcalde, la policía, lo gritos de ánimos, de calor...para él han calado muy hondo y ha salido con un extra de motivación que seguro que aprovechará en ésta y en las siguientes etapas.

También ha estado acompañado durante 8km de dos compañeros, así que el inicio del reto no podía haber sido mejor. No obstante, como he comentado con él, un trabajo muy importante que deberá hacer ahora es saber dosificar todas esas emociones, ya que aunque positivas nos hacen desestabilizar nuestras funciones cardiovasculares y respiratorias (por la emotividad descontrolada) y desconcentrarnos de la tarea. Carles tiene que intentar asimilar toda esa energía positiva recibida y la emociones que se han despertado en él, de manera controlada “en la medida de lo posible”, es decir, saberlas guardar en su memoria y sacarlas cuando le haga falta más adelante. Y el momento actual, volver al estado de CONCENTRACIÓN para ejecutar el reto de la forma más optima a nivel de rendimiento.

De hecho lo está consiguiendo, ya que prevee que es posible que encuentre lluvia y ese va a ser su posible primer obstáculo a superar. Lo tiene todo controlado y apunto así que : viento en popa a toda vela, Carles!!!

Piensa que todos estamos corriendo contigo en tu mente y que te acompañamos con la ilusión de que consigas acabar realizar el reto.








A punto de acabar la primera etapa del reto, Carles me manifiesta que se le está haciendo más duro de lo que creía en un principio. Esto es normal teniendo en cuenta que se ha encontrado con obstáculos que no previó o que aunque los pudo pensar, no creía que le pudieran afectar tanto. Una mala noche nos puede hacer bajar el rendimiento físico, pero lo que es peor también nos puede hacer disminuir el rendimiento mental, bajarnos la motivación, la percepción y la atención. En definitiva puede hacerlos tambalear el control de la prueba.

No obstante Carles es consciente de todo ello, y al poder identificar y expresar como él lo hace todo lo que le ocurre, puede así superar todos esos obstáculos: “ Para derrotar a tu enemigo tienes que conocerlo” y eso Carles lo hace muy bien.

También ha superado el miedo a perderse ya que en una prueba tan larga esto puede suceder.Lleva buen ritmo y no se ha salido de la ruta, tampoco ha llovido finalmente y las condiciones térmicas han sido buenas, así que tan sólo queda llegar a la meta y recibir el merecidísimo descanso. 

Mañana será otro día, y esta noche Carles te deseamos que la noche sea muy larga y reparadora para ti y que mañana sea otro nuevo comienzo y que lo puedas hacer tan perfecto como lo habías imaginado para hoy. 

Recuerda hacer un ejercicio de relajación antes de dormir, te ayudará a conciliar el sueño y a concentrarte en el descanso, que ahora mismo es lo que necesitas. Tumbado en la cama haz respiraciones profundas y lentas y concéntrate en relajar cada parte de tu cuerpo empezando por los dedos de los pies hasta llegar a la cabeza y experimentando el calor que van cogiendo todas esas partes al relajarse y la comodidad en la que te vas adentrando. Piensa en el peso de tu cuerpo y relaja todos tus músculos. Que tengas sueños de resistencia, velocidad, vitalidad, dinamismo...y de llegada!!!



23 de Septiembre 2014 : Palafrugell - Arenys de Mar - 85 km




Después de ver las imágenes que nos ha colgado Carles en el Facebook, puedo entender la gran emoción que ayer me manifestaba al hablar con él por primera vez mientras realizaba esos kilómetros iniciales. 

Es maravilloso ver cómo los niños y jóvenes se han entregado a su reto y cómo lo han apoyado, con su presencia, su calor y el trabajo previo que emanaba de las pancartas hechas por ellos.
Difícil tarea la de “controlar” esa avalancha emotiva, pero tan fácilmente asumible y de integrar en la memoria y sobretodo, en el corazón. 

En la etapa de hoy a mitad del recorrido, Carles me comentaba que la noche ha sido mejor que la anterior, que ha podido descansar y que había podido también superar las molestias estomacales que tenía, introduciendo en su alimentación los nutrientes adecuados para restaurar la energía perdida durante la jornada de ayer.

Hoy se está sintiendo más fuerte y mentalmente un poco mejor al ver recuperado su estado físico, aunque con las molestias normales del esfuerzo al que se está sometiendo. La parte positiva de haber empezado un poquito tocado es que ya solamente queda sentirse cada vez mejor y eso lo va a empezar a notar en la etapa de mañana y sobre todo en la de pasado mañana cuando se encuentre en el ecuador de la prueba. Aún así, debemos concentrarnos en el día de hoy y como bien me decía Carles (cosa que tiene ya muy integrada), “hay que pensar en las pequeñas metas y no centrarse en la meta final”, 

Pensar de 10 km en 10 km (como hace él) y cuando se está cansado incluso a menos. Pensar a corto plazo es una buena estrategia mental para concentrarse mejor en la prueba y mantener a raya la ansiedad.

El gran obstáculo con el que se ha encontrado Carles en el día de hoy ha sido un pequeño error de planificación, ya que dónde había una carretera marcada en su camino, ahora hay una autopista, así que ha tenido que buscar un camino alternativo. En situaciones como estas, es cuando la parte mental del control tiene que estar muy entrenada y debemos tenerla muy presente. La desorientación y la búsqueda de una salida es algo que nos causa una ansiedad intrínseca muy alta ya que conecta con partes inconscientes muy primitivas en nosotros (todos hemos pasado por experiencias de perderse, quedarse sólo, no saber qué hacer, querer escapar...) todas esas situaciones han acumulado durante años sentimientos de miedo y ansiedad que se manifiestan inconscientemente en momentos parecidos y que nos desestabilizan. Es muy importante mantener la calma para que el miedo no nos domine y podamos pensar con la cabeza en calma la solución más racional para cada momento. 
Un buen entrenamiento para eso sería hacer alguna sesión sin fijar una ruta por algún terreno que no conozcamos y poner a prueba todas esas sensaciones. Al hacerlo os daréis cuenta del papel tan importante que tienen.

Bien, confío en que Carles encontró fácilmente el camino...más tarde os contaré cómo ha acabado esta etapa tan emocionante de hoy, no os lo perdáis !!! Seguimos contigo Carles!!! Ánimoooooo!!!!




Quiero hacer un breve comentario sobre el final de la etapa de ayer de Carles, ya que como comenté en la anterior, le había surgido un obstáculo importante en su camino.

Pues bien, finalmente, nuestro protagonista no tuvo opción de seguir su ruta por un camino alternativo, (después de ver cómo el camino principal se convertía en autopista) y decidió seguir, con el peligro que conllevaba esa decisión. Así, estuvo recorriendo kilómetros y kilómetros por el borde de una autopista, a veces sin arcén (como hemos visto en la foto anterior) y con todo tipo de vehículos pasando a pocos centímetros de su cuerpo.

En total estuvo corriendo unas 14 horas, (unos 84 kilómetros de etapa) hasta que finalmente llegó a su destino, esta vez sí, sin poder haber alcanzado el nivel óptimo de concentración a causa del desgaste físico y mental de la dificultad.

Ocurre en una situación así, que el nivel de ansiedad se dispara: primero por la desorientación de no encontrar el camino, y segundo por tener que, después de haber evaluado las opciones lo más rápido posible, seguir por un camino nada óptimo para realizar la tarea. Otros miedos, con los que no contábamos irrumpen en nosotros y nos desestabilizan el ritmo de la carrera, las constantes (respiración, frecuencia cardíaca, homeostasis térmica) y nos hacen bajar el rendimiento. El miedo a ser arrollado por un coche, sumado al poco espacio psicológico para llevarla a cabo, no nos ayuda a mantener una carrera correcta. Con espacio psicológico me refiero a que aunque tengamos espacio para correr el saber que nos pasan los coches tan cerca nos desdibuja la percepción de ese espacio, haciéndolo más pequeño para nosotros.

Así que Carles, en esta etapa de ayer, te damos una vez más la enhorabuena por lo que has conseguido y las gracias por no dejarte vencer por la adversidad y seguir con el reto. Es en esos momentos cuando las imágenes de calor de toda la gente que te está apoyando han surgido de tu memoria y te han ayudado a superar la difícil tarea de ayer.

Hoy seguimos con la tercera etapa rumbo al ecuador …  A ver qué nos depara !!!!!


24 de Septiembre 2014 : Arenys de Mar - Castelldefels - 66 km



Carles ya está en Barcelona! En la mitad del recorrido!!!

No sin dificultades, ha conseguido realizarlo. Acabo de hablar con él después de haber recibido otra inyección de motivación extra por parte de toda la gente que lo esperaba en Badalona y con quién ha podido compartir unos momentos esta mañana.

Está realmente emocionado por todo ese calor recibido y por ver la ilusión por su reto en los ojos de tantos chicos y chicas de la asociación.

No obstante, me confiesa que se siente mucho mejor mentalmente que físicamente, que aunque ha dormido muy bien, el fuerte esfuerzo al que está sometiendo a su cuerpo le empieza a pasar factura y que esta mañana al despertar se ha encontrado que las piernas no le respondían, que las sentía “agarrotadas”, como si no hubieran tenido el suficiente tiempo de descanso y reparación nocturna. De hecho, ha tenido que empezar el reto caminando y aumentando el ritmo muy gradualmente para que se calentaran y le respondieran. Ahora al mediodía se sentía mucho mejor aunque dice no haber alcanzado aún el 100% de sus posibilidades. 

El principal miedo que le asalta ahora es el de sentirse mañana mucho peor, por la acumulación de cansancio en sus músculos. Mi consejo: El cuerpo tiene la capacidad para aguantar un esfuerzo así, sólo que como no está acostumbrado busca el tiempo de descanso. Puede que en estos 3 días haya cogido el ritmo (“haya aceptado que es eso lo que se le va a exigir”) y ponga en marcha toda esa energía restante. 

Así que, Carles que no debes pensar que vas a estar peor mañana, puede que no sea así y que físicamente rompas esa barrera. Sé positivo!!!

Esta etapa es muy importante ya que mañana, ya habrá traspasado el meridiano del reto y eso psicológicamente es una fuente de motivación, es como si el camino ya fuera “de bajada” y uno empieza a pensar los obstáculos con perspectiva ya que ya ha hecho cierto recorrido y acumulado días de experiencias.


Después de una rehabilitadora ducha caliente, habiendo finalizado el duro día, puedo conversar brevemente con Carles, que me describe su experiencia de hoy. 

Hoy ha sido para él un día especialmente duro, ya que ha tenido que lidiar con varios cambios climatológicos: ha empezado el día con calor, ha pasado por un rato de humedad, luego lluvia y frío… Desde la mitad de la etapa hasta el final lo ha hecho bajo la lluvia, con lo que eso conlleva: se ha sentido destemplado por toda esa ropa y calzado mojados e incluso en algún momento ha sentido la tentación de abandonar la prueba por todas esas condiciones adversas, que se suman al cansancio y dolor muscular acumulados que ya empiezan a hacer mella en él. Pero finalmente ha sabido sobrellevarlo, ha hecho un ejercicio de introspección motivacional y de memoria pragmática y ha recuperado consejos, ánimos y argumentos de toda la gente que lo estamos apoyando y ponemos nuestro granito de arena, que le han servido para no detenerse y seguir avanzando por este proyecto solidario. Una vez más, Carles nos ha dado a todos una lección sobre el significado de las palabras COMPROMISO y SACRIFICIO.

La parte positiva de la etapa de hoy es que veo a Carles mentalmente fuerte, entrenado y con muchas ganas de acabar el reto. También físicamente, ya que aunque me ha comentado que el sobreesfuerzo ha sido muy grande, después de una buena ducha y una cena equilibrada se ha sentido mucho mejor (la recuperación física por tanto ha sido rápida). Cada noche que pasa consigue dormir y hacer que el descanso haga su efecto de forma más optima (hay que tener en cuenta también otro factor importante y es que en cada etapa, Carles tiene que dormir en una cama diferente con todo lo que eso conlleva).

Agradezco de su parte, a todos aquellos miembros de ASPACE que le vais animando en las etapas con vuestra presencia sorpresa. Es algo que le ayuda muchísimo a seguir adelante y que lo emociona especialmente.

Mañana empieza la segunda parte del reto, la bajada, la cuenta atrás… así que os pido a todos que desde aquí, le mandéis mensajes de ánimo para ayudarlo aún más a no desfallecer en la parte final del reto, que sin duda será emocionante pero también dura para él. MOLTA FORÇA CARLES!!!!


25 de Septiembre 2014 : Castelldefels - Salou - 85 km




Antes de empezar a explicaros cómo está siendo la etapa de hoy de Carles, quería agradeceros a todos vuestro apoyo, que hoy ha conseguido una vez más hacer crecer la motivación a nuestro runner. 

En la etapa de hoy se ha llevado una grata sorpresa cuando le han llamado para decirle que unos chicos de ASPACE le iban a acompañar durante 10 km. Esta noticia ha sido para él como encontrar un oasis en el desierto, ya que me comentaba que gracias a su compañía ha avanzado un buen trecho, que si hubiera hecho solo, habría sido especialmente duro para él. Estas colaboraciones están resultando claves para mantener la motivación en Carles, para hacerlo sentir acompañado y algo más que eso, sentir que ha podido compartir el cansancio.

Carles ha empezado el día igual que ayer, con dificultades a la hora de empezar a correr (volvía a sentir un agarrotamiento en las piernas e incluso dolor), además ha empezado el reto de hoy con lluvia, hecho que lo ha desanimado un poco, dado lo mal que lo pasó en la etapa de ayer con la climatología. No obstante, luego ha salido el sol, y ha seguido normalmente.

También me ha comentado que ha empezado la etapa una hora antes porque como le tocaba pasar por el tramo de las costas del garraf (otra vez por carretera) ha preferido hacerlo antes para evitar el tráfico. (Los días anteriores el pasar por carretera con los coches tan cerca de él le causaba nerviosismo y eso le hacía bajar el rendimiento). 

Para él la parte físicamente positiva de hoy, es que finalmente se siente al 100% en el aspecto estomacal (le han desaparecido las molestias con las que empezó el reto) y hoy ha hecho un desayuno más potente que los otros días, hecho que seguro le beneficiará en la etapa final de hoy. 

Por lo que veo, Carles, aunque con sus malestares musculares causados por el cansancio y con los obstáculos y dificultades inesperadas con las que ha ido tropezando, ya se va acomodando mentalmente al reto. Es decir, ya sabe todo lo que le puede pasar y cómo le va a afectar y eso es muy importante porque está “controlando” la situación. No le preocupa tener que parar o dejar de correr durante un rato y sabe que si no le responden las piernas, puede darles un tiempo para reaccionar sin ponerse nervioso o ansioso por no llegar a tiempo...pienso que es en la etapa de hoy que su cuerpo y su mente ya están al 100% de rendimiento y a toda máquina!!! Así que a por todas!! Como dicen tus compañeros, go go go Carles!! Ánimo que sabemos que puedes!!!

Ah!!!! se me olvidaba otra motivación que ha recibido hoy nuestro amigo: mañana los de la productora de vídeo volverán a acompañarle para grabar una parte de la etapa así que volverá a correr un tramo acompañado y todos nosotros podremos ver esas imágenes más adelante. Porque aunque él nos vaya contando sus sensaciones y emociones, la dureza de la prueba, lo que supone el cansancio físico y mental y el tener que correr en según qué condiciones....una imagen vale más que mil palabras. No obstante, estoy segura que con todo lo que nos ha estado contando Carles, veremos ese vídeo con otros ojos.


Nuestro héroe ya empieza ver la luz a final del túnel!!! 

Aunque no sin dificultades, Carles está un poco más animado que ayer, me reitera una y otra ver que ha sobrepasado sus límites y que sus baterías están bajo mínimos. Cada mañana se levanta pensando que sus piernas se van a revela y a decir basta y que no van a poder seguir....Pero personalmente estoy muy orgullosa de él porque sabe cómo lidiar con todos esos pensamientos y sensaciones físicas tan desequilibrante y negativas. Sabe utilizar la introspección y buscar soluciones en consejos, conversaciones, situaciones que ha vivido, y que hemos hablado alguna vez, para salir del agujero y tirar para adelante. Y sólo por eso, Carles ya es un ganador en este reto.

Esta noche no ha sido muy buena, ya que ha ido despertándose varias veces, y al amanecer me contaba que levantarse le ha costado mucho. 

Para él, una vez más en la etapa de hoy, la compañía de los compañeros que le han acompañado durante 14 Km ha sido crucial para el mantenimiento de su ritmo y para su mantenimiento en el reto ya que a estas alturas, la idea de “no poder más” le asalta cada vez más frecuentemente. Gracias a esta compañía y a la de los chicos que le van a grabar un vídeo esta tarde, es que Carles puede sobrellevar estos duros momentos, los más duros físicamente de todo el reto. 

La etapa de mañana por fin es la última, y la más corta: constará de 25 km, así que la etapa de hoy de Carles es la más importante para él ya que mentalmente es el muro más grande que tiene que atravesar. De ahí la importancia de que pueda compartir kilómetros con gente que le acompaña porque como me comenta constantemente eso le produce que la etapa se le haga mucho más corta en tiempo y también en distancia, ya que cuando va acompañado dice, aumenta su rendimiento. 

Es curioso como en el running en grupo podemos ver esa faceta tan humana que es la relación con los demás, como vemos que el hombre es social por naturaleza y como la individualidad, la soledad, puede a veces no ser una ventaja (que en otras sí) sino nuestro peor enemigo. Pienso que correr sólo nos sirve muchas veces para contactar con nosotros mismos y hacer un trabajo importante de introspección, pero hasta llegar a un umbral determinado (que es diferente para cada uno de nosotros). Una vez cruzado ese umbral, la persona, necesita del grupo, la relación, compartir. Ya que nada existe realmente hasta que podemos compartirlo en el grupo y nada es tan bonito como compartir una experiencia con los demás. De esto sabe mucho Carles, y creo que este reto culmina con esta idea: Carles ha sabido compartir una experiencia personal de superación, con los demás, haciéndola especial e integrando a toda esa gente por la que corre y haciendo que trascienda de la individualidad.


26 de Septiembre 2014 :  Salou -Amposta 75 km




Desesperante, emocionante, extrema, oscura, peligrosa… qué final de etapa que ha tenido que soportar Carles!!! 

En la etapa más dura de todo el reto, (teniendo en cuenta que la de mañana aunque es la última, es más corta), Carles ha sufrido un error de cálculo y ha tenido que retroceder en su camino, nada más que 6km !!! Sí, como lo oís (o lo leéis), nuestro héroe ha hecho 6km de más en su reto. Este hecho además ha alargado la llegada unas 3 horas y ha tenido que correr en la oscuridad más extrema, con temperaturas a la baja y otra vez con el vaivén de los coches acechándolo constantemente ( al hablar con él por teléfono podía oír el viento que producían los coches al pasar a pocos centímetros de él, a través del auricular). La sensación era espeluznante. 

Carles ha parado en una gasolinera para comprar un chaleco reflectante  y una linterna pero no vendían linternas..!!, porque la oscuridad en esos tramos era completa y no podía ver dónde ponía los pies en cada zancada, con el riesgo de lesión que eso comporta, ya que el terreno que pisaba no era firme y se iba encontrando con pequeñas piedras que lo podrían haber hecho caer o lo que es peor, torcerse los tobillos.

Ha sido una etapa verdaderamente arriesgada para él, pero a pesar de todo hoy sí que me decía que se veía capaz de llegar, que ya había tocado fondo (en el sentido físico) pero que su cuerpo se había “acostumbrado” a estar sumamente cansado y que no iba a abandonar ahora. Así que si todo sale bien, mañana esos 25 Km serán un paseo para él.

Es hora Carles, de empezar a saborear la satisfacción de poder conseguir el reto (no digo cantar victoria antes de tiempo, hecho que sería contraproducente), pero sí dejarse llevar por una mini-dosis de emoción para poder disfrutar un poco del reto, a pesar del cansancio y para autoabastecernos de un poquito de motivación para realizar la prueba final y llegar a la meta con una sonrisa de oreja a oreja. Queremos ver esa sonrisa Carles!!! Así como la de todos aquellos miembros de ASPACE que formáis la parte más importante de este reto, porque nunca me cansaré de decirlo, sin vuestro apoyo, para Carles esta travesía hubiera sido un camino de espinas e incluso, me atrevo a decir, que hubiera abandonado en alguna ocasión, ya que físicamente empezó con molestias importantes a nivel estomacal. Habéis constituido LA GRAN MOTIVACIÓN para él .

Ánim Carles!! Ánimo que ya sólo te queda la recta final!!! Estamos todos contigo!!! Vemos tu luz brillar en la oscuridad!!!



27 de Septiembre 2014 :  Salou -Amposta 75 km




Hoy Carles ha empezado el día igual que los anteriores, casi sin poder levantarse de la cama y con las piernas que no podían más que dar unos pocos pasos. En su cara lo que parecía una sonrisa, ya que ni los músculos de sus mejillas pueden ya sustentar lo que intenta ser un gesto de felicidad, demasiadas sensaciones acumuladas en las últimas horas. Quizás su mente las procesa con más lentitud.....

Pero lo ha conseguido!!! Ha conseguido superar y superarse, ha conseguido motivar y motivarse, ha conseguido comprometer y comprometerse. Carles una vez más te has convertido en un ejemplo a seguir, en un espejo en dónde mirarse y que nos demuestra que cuando realmente algo te importa, eres capaz de comprometerte al 100% para conseguirlo. 

Sólo darte las gracias por dejarnos participar de esta experiencia única y por compartir con todos nosotros tus sensaciones y pensamientos más íntimos sin miedos ni vergüenzas, y sin censura ninguna. Ha sido verdaderamente genial! Gracias!!!

A los que habéis ido siguiendo las crónicas os diré que no acaban aquí, ya que hoy Carles ha conseguido acabar el reto deportivo, pero mañana, se le hará la “llegada oficial” y lo recibirán como se merece los miembros de ASPACE y los responsables municipales en ALCANAR. 

Cuando esto ocurra, lo explicaremos y daremos por finalizado el reto como hay que hacerlo: por todo lo alto!!!

Una vez más Carles, MUCHAS GRACIAS Y ENHORABUENA...!!!!



Final

Quiero comentar antes de hacer algunas valoraciones sobre cómo ha sido esta travesía, el gran recibimiento que experimentó Carles en ALCANAR. No paran de llegar imágenes y más imágenes de aquél día. Tengo que dar las gracias por todo ese despliegue y ese esfuerzo que habéis hecho para reconocer la gran gesta de Carles. La verdad es que ha sido muy emocionante y especial para él. Quedará ese día como recuerdo gráfico del reto alcanzado.

Como crónica final, me gustaría resaltar los aspectos que más han marcado el reto según me fue relatando nuestro gran protagonista.

Según mi opinión uno de los grandes hándicaps que han marcado la travesía ha sido el hecho de que empezara de una forma un tanto truncada por ciertas molestias estomacales que no dejaron a Carles empezar con toda la fuerza que requeriría empezar un reto como este. Creo que este hecho fue decisivo para que el cansancio, el malestar físico y la sensación de sacrificio aparecieran mucho antes de lo esperado. Por otra parte, provocó que a Carles le sucedieran dos cosas:

1º que no pudiera disfrutar como él hubiera querido de, al menos, los primeros kilómetros y 
2º lo llevó a preocuparse por su estado de salud, hecho que alteraría su rendimiento físico y mental óptimo.

Como decíamos, el cansancio físico apareció inmediatamente, al tercer día ya empezó por las mañana a notarse las piernas agarrotadas y a no poder empezar las jornadas corriendo, sino teniendo que “despertar” sus piernas poco a poco. Además nuestro héroe tuvo que lidiar con un sinfín de dificultades con las que no había contado: correr por autopistas con los coches a pocos centímetros de él, desorientarse y tener que dar la vuelta; y correr 6 km de más, caérsele la noche encima y tener que comprar una linterna para poder ver dónde ponía sus pies con precaución de no lesionarse o correr bajo cambios bruscos de temperatura y a ratos también sobre mojado...



En todas esas situaciones inesperadas, el nivel de ansiedad se dispara: primero por la desorientación, y segundo por tener que, después de haber evaluado las opciones lo más rápido posible, seguir por un camino nada óptimo para realizar la tarea. Otros miedos, con los que no contábamos irrumpen en nosotros y nos desestabilizan el ritmo de la carrera, las constantes (respiración, frecuencia cardíaca, homeostasis térmica) y nos hacen bajar el rendimiento. El miedo a ser arrollado por un coche, sumado al poco espacio psicológico para llevarla a cabo, no nos ayuda a mantener una carrera correcta. Tampoco el estar mojado, destemplado o con frío. 

El cuerpo tiene la capacidad para aguantar un esfuerzo así, sólo que como no está acostumbrado busca el tiempo de descanso. Puede que en estos 3 primeros días Carles hubiera cogido el ritmo (“haya aceptado que es eso lo que se le va a exigir”) y ponga en marcha toda esa energía restante. Pero tanta dificultad hizo que este efecto se retardara has casi el final del reto.

La mente, es más difícil de controlar, pero Carles ha sabido sobrellevarlo, ha hecho un ejercicio de introspección motivacional y de memoria pragmática y ha recuperado consejos, ánimos y argumentos de toda la gente que lo estábamos apoyando y poníamos nuestro granito de arena, que le han servido para no detenerse y seguir avanzando por este proyecto solidario.

Ha sido en esos momentos cuando la motivación ha entrado en juego, y sobre todo el saberla gestionar. Es decir, como he comentado en las crónicas, el hecho de que los miembros de ASPACE esperaran a Carles en ciertos puntos, o corrieran con él acompañándolo a hacer un puñado de kilómetros (compartiendo con él todas las cargas físicas y emocionales del reto), han sido la gran fuente de motivación que éste necesitaba. Y ha sabido recurrir al recuerdo de todos ellos en los momentos bajos para sobreponerse y sacar las pocas fuerzas que tenía en sus reservas para acabar cada jornada.

Está realmente emocionado por todo ese calor recibido y por ver la ilusión por su reto en los ojos de tantos chicos y chicas de la asociación. Y Si no ha abandonado (aunque en alguna ocasión se le ha pasado por la cabeza, es debido a que a parte de haber puesto en práctica algunas técnicas de auto motivación, por la motivación que toda esa gente le ha proporcionado. Ellos han tenido que ver mucho más de lo que creen, en el éxito del reto.



Otro aspecto importante a mencionar es que Carles ha sabido hacer muy bien un ejercicio de control y es que, siendo consciente de sus malestares musculares causados por el cansancio y con los obstáculos y dificultades inesperadas con las que ha ido tropezando, se ha ido acomodando mentalmente al reto. Es decir, a todo lo que le puede pasar y cómo le va a afectar. Eso es muy importante porque ha conseguido estar “controlando” la situación. 

En las etapas finales, ya no le preocupa tener que parar o dejar de correr durante un rato y sabía que si no le responden las piernas, podía darles un tiempo para reaccionar sin ponerse nervioso o ansioso por no llegar a tiempo...hasta que que su cuerpo y su mente estuvieron al 100% de rendimiento. Finalmente, consiguió lidiar con todos esos pensamientos y sensaciones físicas tan desequilibrantes y negativas. Utilizando la introspección y buscando soluciones en consejos, conversaciones, situaciones que ha vivido, y que hemos hablado alguna vez, para salir del agujero y tirar para adelante. Consiguió vencer a sus demonios que, adoptaron durante el reto diversas formas y le atormentaron hasta el final. Sólo por eso ya se ha convertido en todo un héroe. 



Pero vuelvo a reiterar, ya que realmente así lo creo, que Carles culmina el reto habiendo compartido una experiencia personal de superación, con los demás, haciéndola especial. Integrando a toda esa gente por la que corre en su gesta y haciendo que su meta personal trascienda de la individualidad para convertirse en algo maravilloso, grande y especial para todos. Ése ha sido el verdadero reto y lo ha conseguido.

GRACIAS CARLES!!! TE MERECES EL RESPETO, LA ADMIRACIÓN Y LAS FELICITACIONES DE TODOS, DISFRUTA DE TODO ELLO PORQUE YA HAS HECHO HISTÓRIA!!!






Sabrina Caamaño
  • Psicóloga Integral y Deportiva 
  • Col.Num 17. 445 
  • Clínica Esportiva Ianes- Barcelona